Noticia: ¿por qué la marihuana da hambre?


¿Cuando te fumas un porro tienes la necesidad imperiosa de atracar tu nevera o al pizzero que viene al piso de arriba?

Buscando información sobre investigaciones de este fenómeno, hemos desmitificado la idea que, hasta ahora, defendía que esto se produce por la falta de actividad que provoca el cànnabis en las neuronas que segregan las hormonas que producen la sensacion de estar saciado, proopiomelanocortinas (POMC).

Las POMC tienen receptores CB1R ,que se estimulan de forma natural por cannabinoides endógenos o endocannabinoides (del propio organismo) tales como la anandamida (AEA). El delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) sustancia psicoactiva de la planta, es el cannabinoide vegetal capaz de estimular estos receptores, motivo por el cual el funcionamiento de estos CB1R se ve afectado por la marihuana.

Si bien es cierto que se inhibe la producción normal de la hormona supresora del apetito llamada leptina al ser estimulados por el THC en vez de por la AEA, no es por la reducción de actividad de estas neuronas (POMC) , ya que en los últimos estudios se ha revelado que el THC estimula su activación.

Lo último que se ha descubierto es que la activación producida en estas neuronas POCM, cuando son dirigidas por el receptor CB1R activado por cannabinoides exógenos (externos al organismo), hace que libere sustancias quimicas diferentes, es decir, además de liberar anorexígenos ,como puede ser la leptina, que sacian el apetito; también liberan orexigénicos como pudieran ser las endorfinas que empuja al consumo de alimentos picantes así como también el chocolate, como uno de los muchos aspectos que esta hormona regula; otros pueden ser los implicados con el dolor o la felicidad en su influencia en el sistema de recompensa, etc.

A este descubrimiento queremos sumarle la investigación de un equipo de la Universidad de Burdeos liderado por el investigador Giovanni Marsicano, que utilizó ratones para demostrar que el principio activo de la marihuana THC, interviene también en los receptores del lóbulo olfatorio en en el cerebro, incrementando significativamente la habilidad de oler alimentos y por tanto aumentar el apetito.

En alguno de estos estudios hechos con ratones, se comprovó que al inhibir genéticamente el lobulo olfatorio , el THC dejaba de afectar significativamente al apetito.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square